Producciones CM - Fotógrafos de Bodas

Fotógrafos de bodas | Sonia y Sergio

La boda de Sonia y Sergio en La Quinta del Infanzón

Nuestra historia con esta pareja fue muy peculiar. Nos conocieron a través de nuestra página web. Y pronto pudimos ver la conexión que existía entre todos nosotros, ya que ambos son grandes aficionados al mundo de la fotografía como nosotros. De hecho, seguimos manteniendo amistad con ellos y nos vemos siempre la ocasión se da.

Un reportaje preboda inolvidable

Cuando Sonia y Sergio aún eran novios, les pudimos hacer una sesión de fotos en el Jardín Botánico de Gijón. En seguida, percibimos que esta pareja estaban hechos el uno para el otro.

La química entre ellos era increíble. Todo el rato con bromas y risas. Lo cierto es que fue muy fácil trabajar con ellos, porque la emoción supieron cómo ponerla en cada foto.

Ese día sacamos unas fotos preciosas que, sin duda, no olvidarán.

Una boda civil en La Quinta del Infanzón

Era un tarde preciosa. Perfecta para una boda. El lugar elegido por los novios fue la casona de La Quinta del Infanzón, en Cabueñes. Los novios se prepararon en el mismo lugar los dos. Y mientras peinaban y preparaban a Sonia, Sergio se encargaba de decorar el lugar donde iba a tener su enlace. Qué pareja tan compenetrada ¿verdad?

Los novios estaban muy ilusionados y, aunque para Sonia no era su primera boda, pudimos ver cómo vivía ese momento como si fuese único en su vida. En todo momento, su hijo de 10 años acompañó a su madre. Un niño guapísimo que estaba encantado de volver a verla sonreír.

Cuando llegó el momento esperado Sonia apareció en una preciosa calesa tirada por caballos. Sergio estaba maravillado al verla aparecer tan guapa. La sonrisa era la gran protagonista de ese momento en el que los dos, por fin, se encontraron para darse el sí quiero.

La ceremonia fue tan especial como ellos. Todo se vio acompañado de buen humor. Los novios no podían parar de reír. A veces, los nervios es lo que tienen, pero en esta caso, las risas también eran propiciadas porque ambos se lo estaban pasando genial en el día de su boda.

Durante la ceremonia una amiga de la novia que procedente de Santiago de Compostela dedicó unas palabras a la feliz pareja. Tras el sí quiero los novios salieron bailando una canción a la espera de que sus invitados les tirasen arroz.

Al salir cantando, lo cierto, es que los novios se llenaron la boca de arroz. Los invitados no podían parar de aplaudir. Y es que esta pareja se lo merecía por su gran sentido del humor.

Las fotos en los exteriores

Es increíble poder trabajar con parejas como Sonia y Sergio. En todo momento, nos dejaron trabajar muy relajados. La verdad es que disfrutamos mucho con ellos. Siempre contando anécdotas y siempre riéndose de cosas de la vida.

De esta manera, pudimos sacar unas instantáneas bellísimas de la pareja. Lograron hacernos sentir parte de ese día tan especial. Conectamos con ellos y a la vez que trabajábamos estábamos disfrutando enormemente de lo que hacíamos.

El banquete de la boda de Sonia y Sergio

Los novios habían creado un ambiente tan especial que habían conseguido contagiar a todos los invitados. El momento del cóctel fue muy intenso. Hicimos gran cantidad de fotos, porque la gente estaba muy animada y se prestaba a ello. De hecho, el restaurante lo tuvo complicado para hacerles entrar llegada la cena. Los invitados se lo estaban pasando tan bien que se habían olvidado hasta de comer.

Tras las fotos en los exteriores llegó la hora de la cena. Y como no podía ser de otra manera los novios hicieron su entrada al restaurante bailando una canción. Eso animó mucho más si cabe el ambiente de los allí presentes.

Y es que Sonia y Sergio fueron originales hasta para el diseño de los detalles para los invitados a su boda. Entregaron un USB a cada persona que previamente había sido grabados con láser por ellos mismos. Increíble ¿verdad? Los novios se encargaron de comprar la máquina para poder grabarlos y entregarlos a sus invitados durante el banquete.

El gran momento del baile

Y llegó la hora del baile. Y eso que nuestra pareja no dejó de bailar y cantar desde su llegada a La Quinta del Infanzón. La pista estaba llena de gente con muchas ganas de pasarlo bien. Risas y mucha diversión marcaron el inicio y el final del primer baile de Sonia y Sergio.

Así continuó toda la noche. Con la participación de la gente en todo momento en una boda super divertida y desenfadada que nunca olvidaremos.

Reportaje postboda en la Playa España

Los novios depositaron tal confianza en nosotros que decidieron hacer también un reportaje postboda para rematar lo que fue el día más feliz de sus vidas. Como localización escogimos la Playa España.

Fue una jornada increíble con ellos. Adoramos a la gente como Sonia y Sergio. Personas a las que les encanta tomarse la vida como viene. Y eso se pudo ver reflejado en todas las fotos que les pudimos tomar ese día.

Sin complejos nos regalaron una sesión llena de complicidad, risas, bromas y estilo desenfadado. Lo cierto es que Sonia y Sergio son de esas parejas para recordar a lo largo de toda la vida. ¡Gracias por todo chicos!

Si vosotros también queréis disfrutar de una preciosas instantáneas del día de vuestra boda poneros en contacto con nosotros. No os arrepentiréis.