Palacio de la Magdalena

Laura e Iván

Palacio de la Magdalena

Boda Iván y Laura. Iglesia San Pedro de Grado.

Fotógrafos Asturias

La historia de Iván y Laura es una de esas historias románticas de dos jóvenes que se conocen durante unas fiestas. El lugar donde la pareja se vio por primera vez fue Pravia. Ambos estaban con sus amigos y fue Laura la que se fijó en Iván pidiendo que se lo presentaran. Él tímidamente se acercó y algo empezó a surgir entre ellos.

Tras mantener contacto por las redes sociales y con el paso de los días volvieron a coincidir en otra fiesta. Hasta que un sábado Iván decidió ir a verla a Grado donde surgió ese primer y deseado beso que fue el pistoletazo de salida de un noviazgo de 7 años.

Bodas en el Palacio de la Magdalena

Los novios

Hablando con Iván y Laura se percibe la admiración que uno siente por el otro. Iván define a su mujer como una gran persona, sincera, cariñosa, alegre, detallista y una mujer elegante que sabe comportarse bien con todo el mundo.

Por su lado, Laura ve a Iván como un hombre muy bueno que mira primero por los demás antes que por sí mismo. Muy divertido y optimista porque siempre le sabe sacar el lado bueno de las cosas. Una persona que la apoya en todo.

Palacio de la Magdalena

La pedida de mano

Con el paso del tiempo la pareja empezó a hablar de planes de boda. No obstante, Iván quiso que la pedida de mano fuera un momento especial e inolvidable para Laura. Durante unas vacaciones de verano en Valencia, Laura estaba en la terraza de su habitación de hotel contemplando la luna llena. Fue entonces cuando Iván se echó la mano al bolsillo y le hizo la decisiva pregunta. Todos sabemos ya cuál fue la respuesta.

A partir de ese momento, comenzaron las ideas y los preparativos del enlace y tenían claro que se casarían en el Palacio de la Magdalena. En este sentido, la novia nos ha reconocido que tenía muchos más caprichos que Iván. Pero que a pesar de ser ella la que se encargó de muchas cosas relacionadas con la boda, Iván la acompañó a todos los sitios y participó en la toma de decisiones en común. Siempre juntos.

Ceremonias en el Palacio de la Magdalena

La ceremonia en la Iglesia de San Pedro de Grado

Los novios escogieron para casarse la Iglesia de San Pedro de Grado. Una preciosa construcción lugar de estilo románico y gótico, diseñada por el arquitecto gijonés, Lucas María Palacios

Cuando Iván llegó a la iglesia reconoce que los nervios se hicieron más latentes. Mientras saludaba a la gente y veía a sus amigos el nerviosismo se fue apaciguando. Sin embargo, las emociones no habían hecho más que empezar.

La llegada de Laura fue muy emotiva. Ella la recuerda como algo de película. Saliendo del coche. Viendo a su futuro marido de espaldas hasta que se da la vuelta para contemplarla. Emocionado, pero feliz de ver a su chica caminando hacia él. Un momento realmente especial. Lleno de lágrimas de emoción, pero muy bonito.

Durante la ceremonia dos personas muy importantes para la pareja se encargaron de las lecturas. La hermana de la novia y la prima de Iván. Nadie mejor que ellas para dar un toque mucho más sentimental a toda la celebración. No obstante, la novia no pudo evitar echar de menos a su madrina a la cual siempre llevará en su corazón.

Una vez finalizada la misa y tras las fotos de rigor dentro de la iglesia los novios no se imaginaban lo que les estaba esperando fuera. ¿Una tradicional tirada de arroz? Pues no. Lo suyo fue a lo grande. Y es que los amigos del novio llevaron sacos de 5 kilos de arroz que fueron tirados de lleno sobre los novios. Los pétalos de rosa no se podían ni ver, porque la alfombra de la salida de la iglesia quedó totalmente cubierta. Aún así, Laura nos comentó que para ella este fue uno de los momentos más divertidos de la boda.

Bodas en el Palacio de la Magdalena

El banquete nupcial en el Palacio de la Magdalena

La elección del Palacio de la Magdalena fue decisión de Laura. El Palacio de la Magdalena es un entorno natural único rodeado de vegetación y unas vistas impresionantes. El Palacio de la Magdalena en Soto del Barco fue el lugar escogido para el banquete nupcial. El Palacio de la Magdalena es un precioso palacio del siglo XVIII donde los novios ya habían acudido a otros eventos quedando muy satisfechos con el trato recibido y los servicios. De hecho, todos los invitados se mostraron muy satisfechos con la comida y la atención del Palacio de la Magdalena.

La entrada de los novios en el Palacio de la Magdalena fue algo muy llamativo. Para romper el hielo Laura e Iván se marcaron un baile al más puro estilo Grease, una de las películas favoritas de la novia. Pero la cosa no se quedó solo ahí. Durante el banquete en el Palacio de la Magdalena hubo regalos especiales para personas muy importantes. El único abuelo del novio, para los hermanos, los primos y los testigos. Sin duda, un momento emocionante para todos.

Por su parte, los amigos no quisieron ser menos y les hicieron una sorpresa a los recién casados en el Palacio de la Magdalena. Un video que grabaron en su casa y donde los amigos hablaban de los novios y su relación. Y las sorpresas no pararon porque además, los amigos de ambos también les dedicaron un baile especial para ellos. Todo fue realmente divertido.

Un día lleno de felicidad para todos los asistentes, pero sobre todo, para nuestra pareja que ve su futuro juntos muy esperanzados, apoyándose en todo como hasta ahora y con cambios que esperen que vayan llegando con el paso del tiempo.

Lo cierto que como fotógrafos de boda en Asturias para nosotros trabajar con Laura e Iván fue todo un verdadero placer. ¡Felicidades chicos!