Genial del principio al fin. Unos grandes profesionales, no te dicen que no a nada, están ahí los primeros desde el minuto cero del día de tu boda, con decir que llegó el fotógrafo a la peluquería antes que la novia y que las mismas peluqueras lo digo todo.